Blog

Internet contamina tanto como el tráfico aéreo mundial

¡Dale a Compartir¡

Según un completo y profundo estudio por profesionales, los servidores utilizados por los gigantes de la red para hacer funcionar Internet contaminarían tanto como el tráfico aéreo mundial.

Un informe muy serio denuncia la huella ecológica de Internet, responsable del 2% de las emisiones de CO2 en el mundo. Este 2% representaría tanto como la contaminación generada por el tráfico aéreo mundial.

Cuando Internet, una fuente de información, se convierte en una fuente de contaminación

El informe GeSI (Global e-sustainability Initiative) revela al gran público una cara poco conocida de Internet: los centros de datos, su consumo masivo de recursos energéticos y el impacto que tienen en términos de emisiones de CO2 a la atmósfera. Sin centros de datos y servidores para alojar sitios web, la World Wide Web tal y como la conocemos hoy no podría existir.

Si los internautas, y los usuarios de móviles, no tienen ni idea de los recursos que se destinan a permitirles navegar por Internet todos los días, seguramente los estudios pertinentes seguirán realizándose.

Estos estudios revelan que Internet sería el sexto motivo más contaminante del mundo si se considerara como tal.

¿Cuál es su parte de responsabilidad en esta contaminación?

A escala de un solo usuario de Internet, las emisiones de CO2 de los centros de datos son bajas. Por otro lado, si añadimos toda la electricidad necesaria para el funcionamiento de los dispositivos que se conectan a Internet, cada internauta podría tener así una mayor cuota de responsabilidad en el calentamiento global (recordemos iniciativas como Blackle, un Google con fondo negro que pretende reducir el consumo energético de tu PC durante tus búsquedas).

¿Cuál es la huella de carbono de un usuario de Facebook?

Con sus 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, Facebook es uno de los gigantes de la web que más CO2 emite a la atmósfera. Un usuario de Facebook emitiría nada menos que 263 gramos de CO2 al año a la atmósfera por el simple hecho de utilizar la red social favorita de las personas.

¿Cómo pueden los gigantes de la web reducir sus emisiones?

Los centros de datos requieren una gran cantidad de electricidad sólo para refrigerar los superordenadores. Facebook, por ejemplo, ha encontrado una solución sencilla para algunos de sus centros de datos: trasladarlos a Suecia, cerca del extremo norte. Este método permitiría a Facebook tener una huella de carbono mucho menor, hasta 5 veces menor, que otros gigantes de la web como Google.

Aunque asociaciones de protección del medio ambiente como Greenpeace siguen siendo escépticas, los gigantes de la web se han comprometido a intentar limitar al máximo sus emisiones de gases de efecto invernadero en un plazo de 15 años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba