Forma parte de estos grupos:

Marketing

Cómo hacer un estudio de usuarios asertivo

¡Dale a Compartir¡

Cómo hacer un estudio de usuarios asertivo

Hacer un estudio de usuarios se refiere a la investigación sistemática de las necesidades y problemas de los usuarios a los que se dirige, para obtener los conocimientos necesarios para que los diseñadores realicen el mejor diseño posible. Los investigadores utilizan diversos métodos para descubrir problemas y posibilidades de diseño y encontrar información importante para el proceso de diseño.

Estudio de usuarios: conocer a los usuarios y lo que quieren.

Puede parecer demasiado obvio que el estudio de usuarios es una parte esencial del proceso de diseño de interacción. Para ello, es importante saber primero quiénes son los usuarios y qué quieren. Para averiguar estos hechos, es necesario recoger datos de los usuarios mediante un enfoque estructurado. En primer lugar, hay que elegir un método que:

1) cumpla los objetivos de la investigación y 2) proporcione la información más clara.

A continuación, hay que interpretar los resultados de estos datos para obtener la información deseada, lo que puede ser un reto. Al hacer un estudio de usuarios puede aplicarse en cualquier momento del proceso de diseño. Normalmente, los investigadores comienzan con medios cualitativos para identificar las necesidades y motivaciones de los usuarios.

Leer: Cómo usar Binance Pay para recibir pagos

Utilización de metodologías de estudio de usuarios a lo largo del desarrollo

Nielsen Norman Group, la consultora de experiencia de usuario líder en el sector, identifica los métodos de investigación de usuarios adecuados que deben utilizarse a lo largo de las cuatro fases de un proyecto. Estos son algunos de los métodos más importantes:

1.   Descubrimiento: averiguar qué es relevante para el usuario

    • Estudio en forma de diario: pedir a los usuarios que registren sus actividades e interacciones diarias con el diseño.
    • Estudio contextual: entrevistar a los usuarios adecuados en su entorno para averiguar cómo realizan las tareas.

2.   Exploración: encontrar formas de atender las necesidades de todos los usuarios

    • Clasificación de tarjetas: escriba palabras y frases en tarjetas y pida a los participantes que ordenen y etiqueten las categorías de la forma más significativa para garantizar que el diseño esté estructurado de forma lógica.
    • Mapa del recorrido del cliente: cree un recorrido del usuario para revelar posibles escollos y momentos clave.

3.   Pruebas: evaluar el diseño

    • Pruebas de usabilidad: asegúrese de que el diseño es fácil de usar.
    • Evaluación de la accesibilidad: pruebe el diseño para asegurarse de que puede ser utilizado por todos.

4.   Escuchar: resolver problemas, identificar nuevas cuestiones e identificar tendencias.

    • Analítica: recopilación de analíticas/métricas, seguimiento del tráfico del sitio web y generación de informes (por ejemplo)
    • Encuestas: comprenda la opinión de los usuarios sobre su producto/diseño.

Hay que seleccionar cuidadosamente el método más adecuado en función de la naturaleza del estudio. Además, hay que implicar a las partes interesadas de la organización desde una fase temprana. Pueden aportar ideas valiosas y ayudar a garantizar que la investigación cumpla los objetivos de la empresa. En general, hacer un estudio de usuarios asertivo es una herramienta valiosa para validar las hipótesis del equipo de diseño sobre los usuarios reales, reducir los costes para conseguir los mejores resultados, aumentar la demanda del producto y superar a la competencia en el mercado.

Leer: Desarrollar un briefing en tiempo récord con estos trucos

Forma parte de estos grupos:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba